La continuidad temporal en el cine

La fragmentación y el montaje permiten jugar con el factor temporal de manera que un acontecimiento largo que ha tardado bastante tiempo en desarrollarse, puede ser relatado en un corto período de tiempo mostrando solamente los hechos y detalles más significativos.
El tiempo real y el tiempo fílmicos entran en juego, mostrando relaciones de ajuste y de desajuste entre los dos.
  • Continuidad: El tiempo va en la misma dirección que en la realidad.
  • Alargamiento: La proyección se ralentiza mediante la cámara lenta
  • Flash – Back: Es un salto hacia atrás en el tiempo. Se utilizan una serie de códigos como un plano de ojos, un mismo encuadre, etc..
  • Flash – Forward: Es un salto hacia adelante en el tiempo. Se utilizan una serie de códigos como un plano de ojos, un mismo encuadre, etc..

 

  • Paralelismo: Se alternan dos tiempos, que suceden a la vez pero en lugares distintos.
  • Elipsis: Es la eliminación de los tiempos innecesarios de una historia. Es considerada como un mecanismo narrativo que solo capta las partes importantes de un relato. Las elipsis se montan durante la postproducción conformando las escenas. Estos planos se unen con distintos modos de transición. Es aconsejable que el realizador las tenga en cuenta mientras se rueda.

La elipsis viene motivada por:

-la necesidad de recortar tiempo real,
-por razones narrativas,
-por razones técnicas de rodaje o interpretación que imposibilitan la filmación de ciertos hechos,
-por razones éticas que impiden la representación de asuntos incómodos.
  • Según la totalidad del ordenamiento de los planos en el relato, es decir, de acuerdo al orden cronológico en el que vamos a narrar la acción podemos distinguir cuatro tipos de montaje:
  • LINEAL O CONTINUO: El que sigue una acción única desarrollada por una sucesión de escenas en orden cronológico.

 

  • INVERTIDO: Se alterna el orden cronológico del relato a partir de una temporalidad subjetiva de un personaje o buscando más dramatismo.

 

  • PARALELO: Dos o más escenas, independientes cronológicamente, se desarrollan simultáneamente creando una asociación de ideas en el espectador.
    La finalidad es hacer surgir un significado a raíz de su comparación. Una característica es su indiferencia temporal, donde no importa que las diferentes acciones alternadas sucedan en tiempos diferentes o muy distantes entre sí.
  • ALTERNO: Equivale al anterior, basado en la yuxtaposición de dos o más acciones, pero entre éstas existe correspondencia temporal estricta y suelen unirse en un mismo hecho al final del film o de la secuencia.